nieve-moscujpg.jpg

Rusia amanecía el lunes con la mayor nevada que se recuerda desde los últimos años, en concreto es una nevada tan grande como la que cayó en 1966, por lo que es un hecho bastante importante. A pesar de que Moscú es una ciudad muy acostumbrada al frío y a la nieve, no se había encontrado con una nevada tan grande como la de ayer, incluso provocando el bloqueo del transporte por carreteras, algo que no pasaba desde hace tiempo, sobre todo porque en Moscú están muy preparados para las nevadas habituales, pero no para una gran nevada.

Desde luego las imágenes de Moscú cubierta por una capa más gruesa de nieve, no es ni mucho menos habitual, incluso los propios rusos estaban sorprendidos por la magnitud de la nevada, ya que no recordaban ninguna nevada de tan categoría, sobre todo porque esta nevada ha estado causando a lo largo del día una serie de cortes de tráfico y de algunas carreteras importantes. A lo largo del día se ha ido recuperando la normalidad, gracias a que se ha eliminado la mayor parte de la nieve de las carreteras.

Rusia está experimentando uno de los inviernos más duros, con temperaturas muy bajas y además con nevadas tan importantes como la de ayer, algo nunca visto y para los más jóvenes fue un hecho bastante sorprendente, al ver tal cantidad de nieve sobre las calles de la ciudad de Moscú, que nunca había presentado un aspecto tan nevado como el que ayer presentaba.

Foto|Google