Si hay una estatua realmente colosal, esa está en Rusia, ya que nos encontramos con una de las grandes estatuas de mundo. Se trata de la estatua dedicada a la Madre Rusia, que como pueden ver, es realmente alta, entorno a los 85 metros de altura, ofreciendo una imagen muy atractiva desde lo lejos. Es una estatua que representa la libertad el pueblo de los Nazis y debido a la gran victoria, de ahí obtenemos el gran tamaño de la estatua, que es posiblemente una de las más grandes de todo el mundo. Es una maravilla poder observar la de cerca, porque gusta mucho a los turistas.

madre.jpg

Esta victoria ante los nazis supuso una gran noticia para los soviético, que a pesar de que unos eran malos, otros eran aún peores. La estatua, que pesa unas 14 toneladas, fue terminada entorno a 1967 y ciertamente desde entonces se ha convertido en todo un símbolo de la liberación de los nazis por parte de los soviéticos. Es uno de los iconos de aquella victoria y todos los turistas que tienen la ocasión, van a ver esta estatua de grandes dimensiones y de muchos detalles.

Sin duda es la madre de todas las esculturas, por el tamaño y también por su intenso significado, porque para los soviéticos tiene un importante simbolismo y aún hoy es importante para muchos rusos, aunque más que nada es lo que sorprende ver a una estatua de tanta altura, unos 85 metros. Seguro que te apetecerá acercarte lo máximo posible a esta estupenda estatua, que se encuentra en Volgogrado, un lugar curioso para hacer turismo y de paso ver la estatua, porque te fascinará.

Vía|Hotel