volgogrado.jpg

Tras los atentados en la ciudad de Volgogrado el presidente del país está dispuesto a garantizar la seguridad de los ciudadanos y de los turistas y para ello ha endurecido las medidas de seguridad, en especial teniendo en cuenta la proximidad de los Juegos Olímpicos de Invierno que tendrán lugar en Sochi, que puede ser un evento en el que los terroristas quieran atentar para seguir sembrando el caos y que el gobierno del país evitará a toda costa.

Estos atentados que han tenido lugar en el metro de Volgogrado son sin duda una de las mayores preocupaciones de Putin en estos momentos, entre otras cosas porque mancha la imagen de Rusia y crea un clima de inseguridad que puede perjudicar mucho la presencia de visitantes en Sochi con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Las medidas de seguridad son tan elevadas que incluso en la celebración de la llegada del nuevo año en un lugar tan emblemático como es el caso de la Plaza Roja de Moscú, una serie de policías acompañados con perros han inspeccionado la zona en busca de personas con explosivos, ya que los atentados han sido cometidos por parte de terroristas suicidas. Será importante sin duda perseguir y castigar duramente a las personas que están detrás de estos atentados, en especial para poder ofrecer un clima de mayor seguridad tanto a los ciudadanos como a los turistas en general, algo que siempre es muy importante.

Vía | Elcomercio
Foto | Wikimedia